14.1.11

Francesca Woodman me mira

Francesca Woodman me mira seria desde la distancia. Ha visto algo en mí desde donde está. Lejos. En la penumbra de sus fotos, ella espera y vigila mis pasos. Se ríe de mí y de mi búsqueda, estéril y vulgar. Acaricio con palabras de cartón su soledad inhóspita y hermosamente cruel. Intento encontrar la magia, el porqué de su derrota, el significado preciso de sus juegos de sombras. Me siento observada, un poco ridícula en mi vano intento de darle sentido a su muerte, dar sentido a su obra más allá de lo obvio. Entender a Francesca no es fácil. Pero remueve por dentro a través de sus fotografías con su abnegación, su entrega, su desespero. Me gustaría estirar la mano y tocar las suyas, frías como lápidas, y encontrar el latido, el pulso que movió sus días. Quiero tender hacia su oscuro mundo sutiles puentes de palabras que puedan dar luz al misterio que guarda en su interior. Mis pobres palabras blandas y edulcoradas no pueden con su cruda y descarada poesía. Me siento pálida al lado de Francesca. Y de algún modo ella lo sabe. Eso es justo.

Seguiré intentándolo.




2 comentarios:

BLUEKITTY dijo...

Primera vez que leo su nombre....no he tenido la oportunidad de conocerla.

agustina dijo...

anais, muy lindo lo que escribiste, te felicito. Que genial conectarse con Francesca, soy una seguidora de sus fotos, y lo que se me ocurre pensar es lo maravilloso que sería tener una charla con ella o simplemente compartir una foto.
Saludos!
Agustina.

te dejo mi mail, zoom.stereo@hotmail.com