6.8.13

No tienes poder sobre mí


No, no tienes poder sobre mí. 
Vienes agazapada en la sombra de mi propia debilidad, pero yo te digo a ti y ahora que ¡NO, no tienes poder sobre mí! Puede que a veces me despiste, me debilite o me asuste y entonces tú crezcas como una planta venenosa. En esos momentos me siento pequeña, perdida pero sé que en el fondo de mi alma está la fuerza para vencerte. A ti, a ti, maldita usurpadora, que vienes con mentiras a lamerme la cara. Que quieres que te quiera más que a nada en el mundo. 
Te cuelas en mis sueños y me susurras tus deseos de posesión. Crees que soy tuya y juegas al escondite en mis pesadillas, me cubres de telarañas los ojos para que no te vea. Para que no descubra tu fea cara mentirosa. Porque cuando te miro a los ojos, esos ojos vacíos y rotos, te veo de verdad y te desactivo. 
No tienes poder sobre mí. Caminaré por el laberinto de las dudas que como espinas infectadas me arañan la vida. En cada recoveco infecto buscaré tu macilenta cara desvergonzada para escupirte y seguir mi camino. Oh, habrá días en los que me creas ganada. Días solitarios y demenciales en los que te sentarás sobre mi pecho y hundirás tus garras afiladas en mi cuello. Pero aunque mastiques mi carne hasta el hueso, yo te digo, aquí y ahora que no, no tienes poder sobre mí. Y que tus pequeñas victorias alimentan mi odio, y el odio me hace poderosa, y un día ya no podrás usar tus tretas, te dejaré desnuda y temblando en mitad del laberinto. Cuando me gire un segundo te veré suplicante como un gato bajo la lluvia. Serás una niña pequeña y vencida. Y no tendré piedad, porque la piedad es algo demasiado elevado para que tú la merezcas.
Ese día está cerca. 
Mientras tanto, mientras te subes a mi espalda y te enroscas en mi cuello, mientras bebes un poco de mis lágrimas, recuerda que puede ser hoy el último día que te deje hacerlo. Así que disfruta, maldita, porque pronto vas a saber lo que es perder.






4 comentarios:

Anna Genovés dijo...

Impactante y bien escrito amiga: con un par de ovarios.

Voy a darle cancha...

Saludos, Anna

Anais Nit dijo...

Anna, no sabes el bien que ahora mismo me hacen tus palabras... Las necesito como el respirar. Gracias.

José María Souza Costa dijo...


Invitación - E
Soy brasileño.
Pasei acá leendo , y visitando su blog.
También tengo un, sólo que mucho más simple.
Estoy invitando a visitarme, y si es posible seguir juntos por ellos y con ellos. Siempre me gustó escribir, exponer y compartir mis ideas con las personas, independientemente de su clase Social, Creed Religiosa, Orientación Sexual, o la Etnicidad.
A mí, lo que es nuestro interés el intercambio de ideas, y, pensamientos.
Estoy ahí en mi Simpleton espacio, esperando.
Y yo ya estoy siguiendo tu blog.
Fortaleza, la Paz, Amistad y felicidad
para ti, un abrazo desde Brasil.
www.josemariacosta.com

Anais Nit dijo...

Hola José María,
me parece estupendo compartir ideas, proyectos, poemas... Visitaré tu blog. Un cordial saludo.