16.8.15

Relatos y Tinta: Los Moradores del Metro

Aquí os dejo con mi colaboración quincenal en Relatos y Tinta. Espero que los que cojáis el metro habitualmente no dejéis de hacerlo...A pesar de estos peculiares moradores.


"Cada día voy en metro al trabajo. Es un trámite necesario meterse en las tripas de esta oxidada ciudad y atravesarla por debajo hasta llegar a mi destino. No gano mucho, así que no me puedo permitir otro medio de transporte. En el fondo me gusta este trajín incesante..." Continua en el enlace: Relatos y Tinta: Los Moradores del Metro

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Si intentas leer algo en las caras de la gente en el metro a las 7am... Entre tanta negatividad, mala leche, depresión, legañas, rojeces e hinchazones, no es raro que acabes percibiendo el abismo. Yo soy más de autobús. Ahí está uno a salvo. Aunque sea más lento, y más difícil la tarea de viajar gratis, la salud mental no tiene precio.

Anais Nit dijo...

Tengo pendientes algunos cuentos de terror ambientados en autobuses. Son unos escenarios muy propicios para la oscuridad de mis relatos. :P

Anónimo dijo...

Nunca lo hubiera dicho. Aunque pensándolo mejor, si se dan algunas circunstancias adversas, sí que puede ser bastante terrorífico. Que sea verano, que esté abarrotado y no hayas pillado sitio. Restregones desagradables, olores hirientes, adolescentes fusilables oyendo reggaeton sin auriculares...
¡Vamos Anais, desata el infierno en tan detestable medio de transporte!